Tarjetas navideñas. Historia de la publicidad VI

Una de las primeras tarjetas navideñas

Es el momento de encargar tus tarjetas navideñas. Estamos a fnales de octubre y aún los días son calurosos, pero la Navidad está a la vuelta de la esquina y es el momento de ir pensando en diseños y encargar nuestras tarjetas navideñas para que no andemos cortos de tiempo… ¡diciembre está a la vuelta de la esquina!

Volvemos a retomar nuestros posts sobre la historia de la publicidad con un tema que en unas semanas será de plena actualidad: las tarjetas navideñas.

A todos nos gusta recibir en estos días una tarjeta para felicitarnos la Navidad. Esos trocitos de papel que tanta alegría nos dan cuando abrimos el buzón de correo (que no el email) y vemos que un conocido, una empresa o una administración se ha acordado de nosotros para desearnos lo mejor en los días venideros y en el nuevo año.

Pero… ¿has pensado alguna vez cómo surgieron las tarjetas navideñas? En Publiprinters vamos a echar la vista atrás para hablar de cómo surgieron estos formatos que, con los años, se han convertido en indispensables de toda Navidad que se precie.

Se atribuyen las primeras tarjetas navideñas con fines comerciales a Sir Henry Cole, allá por 1843 en Londres. Sir Henry Cole fue un diseñador inglés del siglo XIX que, entre otras muchas cosas, inició un movimiento social cuyo objetivo era eliminar la brecha existente entre los artistas de la época y los impresores, buscando “la unión del mejor arte con la manufactura”, según sus propias palabras.

Cole encargó en 1840 al artista John Calcott Horsley que le diseñara unas tarjetas con las que poder felicitar la Navidad a algunas personas, en lugar de tener que hacerlo en persona. Éste quiso mostrar la ropa y alimentación de las clases más bajas en los laterales de la tarjeta, mientras que en el centro situó a una familia tomando vino y disfrutando de las fiestas navideñas.

Primera tarjeta navideña

Esta es la primera tarjeta navideña con fines comerciales de la que se tiene conocimiento

3 años más tarde, en 1843, Henry observó que los destinatarios de las mismas quedaban muy satisfechos con su felicitación navideña, de manera que decidió imprimir 1000 de estas tarjetas de navidad para venderlas al precio de un chelín, siendo la primera producción industrial de tarjetas navideñas registrada en la historia de la impresión.

Ya sabes que en Publiprinters podemos llevar a cabo cualquier trabajo de impresión que nos encargues, y estaremos encantados de ayudarte en el diseño del mismo. No dudes en pasarte por nuestro catálogo de productos de impresión, donde seguro que encuentras aquello que necesitas imprimir.

En Publiprinters, siempre te atenderemos en el menor tiempo posible y con unos precios insuperables. ¡Compruébalo!

Tags

Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada.

top